fbpx

Nota publicada en La Nación

Por Clarisa Herrera

Blockchain y criptomonedas se meten de lleno en el manejo de los recursos humanos, con el diseño de opciones más transparentes.

Si bien la tecnología blockchain es mejor conocida por su papel en la protección de la infraestructura de criptomonedas (por ejemplo, bitcoin), a medida que se vuelve más común y accesible, son más las oportunidades que surgen en otras áreas o ámbitos.

El alto nivel de seguridad, descentralización y cifrado de datos que ofrece, la convierte en una buena opción para la gestión del talento, desde el reclutamiento al historial de empleo a los contratos inteligentes o registro entre otras opciones.

Promover la transparencia en los procesos de la empresa es una prioridad para los profesionales de RR.HH; pero también la personalización juega un rol determinante en un panorama de contratación competitivo. Un caso interesante de aplicación de blockchain refiere a la gestión de los beneficios.

“A través de esta tecnología, se podría establecer un contrato utilizando el código (si pasa x, entonces Y). Aunque parezca menor, una de las barreras del ecosistema de talento es la implementación de ese ecosistema en la práctica, sobre todo en compañías grandes donde el tamaño de ese ecosistema podría ser muy grande. Tecnologías como blockchain pueden ser grandes aliados para automatizar el pago de este ecosistema”, refiere Ivana Thornton, directora de Career de Mercer para la Argentina, Uruguay y Paraguay.

Por ejemplo, el modelo tradicional requiere la implementación manual de disposiciones que pueden disparar errores. En cambio, ingresar estos términos en la tecnología blockchain la gestión es automática: si una empresa describe que los beneficios de atención médica de un empleado deben comenzar después de un período de espera de 90 días, esta tecnología blockchain puede diseñarse para implementar esos beneficios en el momento adecuado.

En contratos firmados con freelancers podría permitir que el pago se haga de manera totalmente automática. “Por ejemplo, establecer que una vez alcanzada una determinada hora de trabajo que se pague a ese tercero, emitiendo un código que envía la instrucción de pago desde la cuenta de la compañía a la cuenta del freelance”, detalla Thornton.

En estructuras de compensaciones blockchain se puede usar para dar algunos presentes, premios u órdenes de compra que les permita recibir un pago en dinero o bien en especias por alguna acción tomada. “El mayor atributo tiene que ver con la posibilidad de establecer fácilmente acuerdos uno a uno, algo cada vez más importante en las organizaciones, que necesitan atraer y retener el talento a partir de propuestas de valor personalizados”, apunta Miguel Capurro, director de Capital Humano de Randstad Argentina, quien agrega que con estas soluciones se podría establecer de manera simple ante un evento puntual o programado con antelación –por ejemplo si se cumple un determinado KPI o meta– y que se genere un pago como respuesta. En muchas economías los salarios se pagan por hora y una gestión escalada del proceso reduce los márgenes de error y consiguiente reclamo de los empleados.

Por otro lado, esta tecnología podría también facilitar el pago por habilidades, otro concepto vinculado al ecosistema de trabajo. “Por ejemplo, aplicando una determinada ‘prima o plus’ a ciertas habilidades o capacidades que son valiosas para la compañía”, señalan desde Mercer.

Asimismo facilita temas relacionados al reembolso. En su formato actual, reembolsar a los empleados puede resultar confuso y requerir mucho tiempo, una burocracia que sufre el empleado y los empleados de RR.HH. Las soluciones dirigidas por blockchain garantizan la transparencia del proceso.

Percepción

En las iniciativas que surgen desde RR.HH. suele haber una gran discordancia entre el esfuerzo de las empresas por ofrecer beneficios a su personal y cómo son percibidos esos beneficios.

“Las empresas segmentan los perfiles de colaboradores para ofrecerles propuestas a medida pero nadie es un ‘segmento’, todos queremos ser reconocidos en nuestra individualidad y en nuestras preferencias particulares”, describe Pablo Faga, socio y director de BW Comunicación.

La firma desarrolló una propuesta de valor hiperpersonalizada basada en blockchain que permite la acumulación de puntos para ser usados a gusto de la persona. La plataforma tipo wallet digital “conversa” con la gente a través de un bot que se integra al sistema de comunicación interna de la empresa. La dinámica es simple: al usuario le ingresan puntos por “pertenecer” (en concepto de beneficios, celebraciones, etc) y por su aporte de valor (reconocimientos, recompensas, incentivos, etc). Con esos puntos puede obtener lo que la empresa quiera poner a su disposición.

Faga describe el caso de una empleada que consulta un bot desde su celular que le muestra cuántos puntos (o “tokens”) tiene acumulados en su billetera digital dado que en vez de ofrecerle beneficios, la empresa le deposita una suma de puntos fija. Adicionalmente le pueden depositar puntos por su cumpleaños, por un reconocimiento especial o por otro motivo. El mismo bot le puede sugerir qué hacer con ellos, por ejemplo comprarse algo aprovechando la integración con la plataforma de comercio electrónico, canjearlo por una capacitación o ahorrarlos.

“Una plataforma de este tipo permite que el día de mañana las empresas tengan un criptoactivo propio para gestionar los beneficios de su gente. El protagonismo está en el colaborador (cuanto más se aporta al negocio, más se recibe). La plataforma integra muchas iniciativas de RR.HH. que suelen correr por carriles diferentes, y que por eso pierden impacto”, apunta Faga, quien agrega además que empresas del sector de Oil & Gas y de telecomunicaciones están en proceso de implementar la solución.

Pago en especies

Las criptomonedas también se están metiendo como beneficio en los sistemas de nómina. “En cuanto a la implementación de las criptomonedas en el ámbito laboral, es una alternativa atractiva ya que permite en primera medida mantener el poder adquisitivo de una parte del sueldo (por ley, solo se puede recibir el 20% en especies, lo que incluiría a cripto). Un empleado podría recibir parte de su sueldo en una app como la nuestra, en una criptomoneda estable como DAI, que tiene paridad con el dólar y al mismo tiempo generar un ganancias cripto semanales con tasas anuales del 13%”, señala Franco Bianchi, CMO de Lemon.

Con empresas que contratan a escala global, pagar en bitcoin, ethereum u otras criptomonedas puede tener sentido. Para alguien que vive en una economía donde la moneda está devaluada, los sistemas bancarios suelen no ser beneficiosos.

Bitwage por ejemplo es un servicio global de pago de sueldos por nómina, ofrece servicios a empleadores, empleados, exportadores y freelancers, quienes pueden recibir cualquier porcentaje de su sueldo en bitcoin, otras criptomonedas o stablecoins, con cuentas únicas ofrecidas en EEUU, Europa y el Reino Unido. “Sequoia Holdings utiliza Bitwage para pagar a sus profesionales, brindándoles la posibilidad de recibir una porción o la totalidad de sus pagos en la criptodivisa de su preferencia”, explica Ulises Alzogaray, director general de Bitwage Argentina.

La firma es una de tantas que utiliza los servicios para el pago de salarios en bitcoin y otros criptoactivos. “Para las empresas ofrecer pagos en criptomonedas es una ventaja competitiva. Está otorgándole a sus colaboradores la soberanía de mantener la custodia del valor, incluso a pesar de la inflación o las restricciones de turno de cada país, teniendo en cuenta, además, tener tu dinero en criptos resulta ser mucho más seguro que tenerlo en una cuenta bancaria”, cierra Alzogaray.

Abrir chat
1
¡Hola! ???? ¿Cómo estás? ¡Envíanos un mensaje a + 54 9 11 26553666 a través de WhatsApp!
Selecciona el botón verde para enviar. ⬇