Nota publicada en BAE NEGOCIOS

Forrester Consulting midió y sistematizó los beneficios cuantitativos y cualitativos de las empresas que ya habían empezado a usar Workplace (de Meta) y concluyó que el impacto financiero alcanzó, en tres años, más de 13,1 millones de dólares, superando ampliamente la implementación y recuperando los costos de inversión a los 3 meses. El reciente estudio revela que en poco tiempo las comunicaciones se volvieron más eficaces, mejoraron los beneficios de productividad y trabajo y creció la satisfacción y el compromiso de los empleados; se reflejó mayor accesibilidad y visibilidad de los liderazgos. Todo gracias a que la plataforma promovió mayor transparencia, apertura y aportó mejoras culturales. 

Las compañías a las que venimos asesorando desde hace un tiempo empezaron a transitar un camino de transformación radical, con nuevas prácticas y maneras de abordar la comunicación, pero sobre todo el impacto de la misma en el negocio. Algunos casos son muy significativos porque exponen esas diferencias y pudieron adaptarse a un contexto tan desfavorable, impredecible y dinámico como la pandemia. 

Banco Galicia: contener emocionalmente y trabajar sobre el bienestar de los colaboradores

La plataforma sirvió para agilizar el trabajo remoto de más del 80% de los colaboradores y se convirtió en una aliada para jerarquizar la información y los mensajes clave de los líderes. A su vez probaron y midieron las comunicaciones internas y alinearon los mensajes con la comunicación externa. La empresa encaminó sus objetivos de escucha, reconocimiento y contención emocional. Se crearon videos en los que los líderes agradecían y generaban posteos mientras que los colaboradores arrobaban a los compañeros a los que querían aplaudir por su trabajo y adaptación.  Workplace, explica Florencia Cambiaso, CCI de la empresa, permitió que los líderes solo tuvieran que filmarse y enviar el material al área de RRHH para que lo editara y subiera. “El engagement fue muy alto”, comparte. Otro punto a favor: cualquier integrante del equipo pudo sacarse dudas y a la vez capacitarse. La información estaba disponible de manera simple y fácil de encontrar. Desde la plataforma transmitieron los programas y acciones con los que la empresa venía fortaleciendo la relación con su comunidad; especialmente haciendo hincapié en aquellos cuyo eje era la salud, como el Voluntariado Corporativo. Se asistió a los colaboradores realizando recordatorios sobre el Programa de Asistencia a Colaboradores y la Línea de Prevención de Violencia de Género. También se generó un protocolo cuyas actualizaciones estaban a la vista de todos. Y en cada acción era escuchada y medida en tiempo real.  

Almundo: punto de encuentro 

Esta empresa de turismo, una de las industrias más golpeadas por la pandemia a nivel global, adoptó la plataforma como una herramienta de trabajo esencial, al igual que el barbijo. También necesitaban achicar distancias, motivar y comunicar eso que nadie quiere oír. La plataforma hizo lugar a reconocer, interactuar, descomprimir y motivar. Lanzaron un campeonato de series en el que los equipos votaron y recomendaron propuestas para ver durante la cuarentena. Además compartieron mensajes positivos para demostrar la satisfacción de los clientes con el servicio e hicieron campañas para generar valor en las acciones de los colaboradores. Los posteos a través de la plataforma apostaron a la interacción, que entre colegas, compañeros y compañeras se empezaran a etiquetar y a reaccionar. A la vez ponderaron las voces de los líderes a la hora de mantener a sus equipos informados. 

El CEO de la compañía hizo un vivo por semana durante una hora, con preguntas incluidas. Un 60 % se conectó en simultáneo y otro 40% lo hizo después, porque el material queda compartido. Esta acción apuntalaba el objetivo de mantener informados a sus equipos de forma cercana y complementaban los videos que mostraban cómo estaba la empresa a nivel regional respecto al Covid. 

Supervielle: animarse a migrar en plena pandemia

La empresa cambió porque sentían que tenían que evolucionar. Las razones que traccionaron el cambio: la posibilidad de analizar el impacto de las campañas en tiempo real; el engagement que las transmisiones en vivo generan junto con  chat que ayuda a generar comunidad. El éxito fue rotundo: durante el primer mes de gestión alcanzaron el 80% de usuarios activos, con 3.124 publicaciones y 7.478 comentarios promedio. Puntualiza Mariano Muñiz, jefe de Comunicaciones Internas y Marca Empleadora: “Fue un boom porque tuvo que ver con el contexto de home office global, donde todos tenemos que estar lejos pero a la vez sentirnos más cerca”. 

Se invitó a los colaboradores a reconocer como #Heroes a quienes consideraban que habían “brillado” en medio de la difícil situación y los líderes comunicaron sus mensajes con videos o posteos y se hicieron encuestas de clima laboral. El newsletter también se adaptó a un formato multimedia con el fin de que los equipos pudieran compartir rápidamente el contenido. 

Naranja: analizar los datos para tomar decisiones

Las métricas son un insumo muy preciado para definir el rumbo de una compañía. Dentro de una empresa hay miles de personas conversando por múltiples canales (informales y formales) que generan una importante cantidad de datos relevantes. Dice Nicolás Serra, Content Strategis: “El desafío era hacer preguntas poderosas para arribar a conclusiones asertivas e implementar acciones concretas”. La herramienta contribuyó a que la empresa pudiera aprovechar la información a través de dos inquietudes (¿de qué necesitan hablar las personas? y ¿qué necesita el negocio poner en agenda?) para medir el impacto de manera constante y “en vivo”. Así crearon un nuevo espacio basado en la preocupación que generaba el escenario económico,  #ContextoYNegocio, y monitorearon su alcance. Los sentimientos negativos asociados al miedo viraron hacia uno neutro, más cercanos a la tranquilidad y la claridad. 

A partir de esa información también implementaron campañas y definieron estrategias en sintonía con la misión principal.  Los datos obtenidos, principalmente con la herramienta Grytics, se presentaron ante la mesa directiva como asuntos estratégicos que se desarrollaban en los canales de comunicación. En definitiva, los datos obtenidos de manera tan rápida y sin tener que esperar el cierre de una campaña redundó en oportunidades de comunicación.

La pandemia aceleró y transformó la gestión de las personas, y las plataformas colaborativas digitales están transitando su momentum, acercando mucho valor al negocio y la cultura de las corporaciones.