BW Comunicacion

Líderes inclusivos

Por Bárbara Barreiro.

Publicado por Mundo HR.

Transformando el Rol de los Líderes: De la Autoridad a la Colaboración a través de la Comunicación y la Vulnerabilidad.

Un líder no es un padre, pero se parece bastante. ¿Eso está bien o no? lejos de sacar conclusiones, podemos empezar a ver rasgos de época que nos interpelan y nos estimulan a revisar nuestros espacios de conversación a la hora de liderar en el mundo empresarial.

El arquetipo del padre y su impacto en el liderazgo:
El arquetipo del padre, arraigado en la psique colectiva, a menudo se asocia con cualidades de autoridad, control y protección. En el contexto del liderazgo, este arquetipo influye en la percepción de lo que se considera un líder efectivo, lo que lleva a la preferencia por estilos de liderazgo más autoritarios y dominantes, típicamente asociados con las características tradicionalmente viriles.
Estos estereotipos de género refuerzan el sesgo machista en el lugar de trabajo, limitan las oportunidades de liderazgo para las mujeres y perpetúan la idea de que los líderes deben adherirse a normas de comportamiento masculinas para ser respetados y eficaces.
Sin embargo, desafiar estos estereotipos y ampliar nuestra comprensión del liderazgo para incluir una gama más diversa de estilos y atributos puede ayudar a superar el sesgo machista y crear entornos de trabajo más inclusivos y equitativos.
Al reconocer y cuestionar el impacto del arquetipo del padre en nuestras percepciones de liderazgo, podemos trabajar hacia una cultura organizativa más consciente y progresista, donde el liderazgo se valore por su efectividad y no por su conformidad con roles de género preestablecidos.

¿Cómo destrabamos estas lógicas dominantes a través de la comunicación interna?

Humanizar el liderazgo a través de historias y narrativas: en lugar de perpetuar la imagen del líder distante y autoritario, la comunicación interna puede humanizar el liderazgo destacando las experiencias personales, los valores y las aspiraciones de los líderes. Las historias y narrativas auténticas pueden ayudar a construir conexiones emocionales y a inspirar confianza y empatía.
Promover la diversidad y la inclusión en la comunicación: la comunicación interna debe reflejar la diversidad cultural y dar voz a perspectivas diversas. Al destacar una variedad de voces y experiencias, se desafían los estereotipos de liderazgo y se fomenta un ambiente más inclusivo y equitativo.
Fomentar un diálogo abierto y transparente: la comunicación interna debe promover un ambiente donde se aliente a los colaboradores a expresar sus ideas, opiniones y preocupaciones sin temor a represalias. Esto implica establecer canales de comunicación bidireccionales que permitan el intercambio libre y constructivo.
Comunicar de manera sistemática: generar de manera sostenida campañas de sensibilización y concientización sobre estas temáticas para poner en conversación el tema.

Superando el sesgo androcéntrico en el liderazgo:
El sesgo machista, arraigado en las estructuras culturales y organizativas, puede influir en la percepción y la valoración de los líderes, especialmente en contextos donde predominan las jerarquías tradicionales de género.
Según datos recientes de un estudio de McKinsey & Company, solo el 21% de los roles de liderazgo están ocupados por mujeres, a pesar de que representan una proporción significativa de la fuerza laboral (Fuente: McKinsey & Company, “Women in the Workplace 2023 Report”).
Este sesgo puede manifestarse en la subestimación de las habilidades de liderazgo de las mujeres, así como en la presión para que los líderes masculinos adopten comportamientos autoritarios y dominantes para ser considerados eficaces. Es interesante resaltar que, en general, cuando las mujeres llegan a esos puestos de liderazgo lo hacen en áreas con “soft skills” lo que también está asociado a los sesgos de genero
Superar el sesgo machista requiere un compromiso activo con la equidad, según lo destacado en un artículo de investigación publicado en la revista Harvard Business Review (“Addressing Gender Bias in Leadership: Strategies for Change”, Andrade, M.S. (2024).
Al abordar el sesgo machista en el contexto del liderazgo y la comunicación interna, las organizaciones pueden permitirse crear entornos más inclusivos que fomenten la participación plena y el desarrollo de todo su talento humano, independientemente del género.

¿Qué canales deben ser los protagonistas del Ecosistema que te permita evolucionar a nivel cultural?
Plataformas colaborativas que permitan dar acceso y participación a una gran pluralidad de voces.
Crear una Comunidad de Líderes, que sirva de contención y formación constante en habilidades de comunicación.
Una red dinámica de Influencers que sean los que promueven y activan conversaciones nuevas y mantienen una agenda viva.
Comité de Diversidad e Inclusión con voces diversas para identificar acciones claves para seguir promoviendo esta mirada al interior de los equipos.
‍Por último, incluir y poner sobre la mesa el factor vulnerabilidad. La vulnerabilidad, lejos de ser una debilidad, puede ser una poderosa herramienta de conexión y crecimiento. Los líderes que muestran autenticidad y vulnerabilidad fomentan un ambiente de confianza y empatía, lo que a su vez promueve la colaboración y la innovación.
Sabemos que, de acuerdo con los estereotipos, en especial a los varones, les cuesta mostrar sus emociones y más en el mundo del trabajo. Por eso, desde una idea de liderazgo menos rígida y más diversa, es en donde se pueden abrir nuevos espacios de creatividad, innovación y búsqueda de una gestión más participativa.
Al adoptar una comunicación interna centrada en la apertura, la autenticidad y el empoderamiento, las organizaciones pueden desafiar y transformar las lógicas dominantes del arquetipo del líder autoritario, creando un entorno de trabajo más colaborativo, inclusivo y orientado al bienestar de todos sus miembros.
Como conclusión, en el panorama empresarial en constante cambio, abrazar un enfoque de liderazgo colaborativo, respaldado por una comunicación interna efectiva y la voluntad de ser vulnerables, no solo fortalece la cultura organizativa, sino que también impulsa el rendimiento y la satisfacción de los colaboradores.
En última instancia, el camino hacia un liderazgo más efectivo y humano requiere un compromiso continuo con la evolución personal y organizativa, pero los beneficios son abundantes para aquellos dispuestos a dar el paso hacia un enfoque más colaborativo, comunicativo y auténtico.
¿Qué puedes hacer para mantenerte despierto o despierta para no reproducir un mismo sistema cerrado?
Responder estas 5 preguntas frente a conversaciones difíciles y con el equipo:
-¿Qué liderazgo estoy ejerciendo?
-¿Cómo están conformados mis equipos?
-¿Tengo sesgos de género?
-¿Cuánto muestro de mis emociones al equipo?
-¿Reconozco que no puedo ser responsable de todo lo que sucede?
‍La importancia de la comunicación interna:
La comunicación efectiva es la piedra angular de cualquier relación, incluida la relación entre líderes y equipos.
Los líderes deben ser comunicadores hábiles, capaces de transmitir claramente la visión, los valores y los objetivos de la organización, así como de fomentar un diálogo abierto y transparente apoyado en la observación y en la escucha.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *